Cuento

Extinciones

Alfonso Fernández Burgos

Guermantes
Rústica
Septiembre, 2014
182 páginas
22×14 cm

Los veinte relatos que componen Extinciones abarcan otros tantos modos de enfrentarse a la literatura. A pesar de esta diversidad en los enfoques y las técnicas narrativas empleadas, el libro responde a la unidad temática que anuncia su título.

El autor nos presenta en estos textos una visión inquietante sobre objetos, lugares o relaciones que ya no existen. Hay ciudades inundadas de ceniza, animales salvajes que se mueven libres por un paisaje urbano o intimidades entre seres de distinta naturaleza. Hay también ventanas que protegen o que aíslan, personas que ya no acuden a un café o que desaparecieron de sí mismas, o un padre y un hijo que juegan a la extinción de los fuegos que ellos mismos provocan.

Todos los relatos participan del protagonismo de lo cotidiano en su doble vertiente: absurda y familiar.

La carne despierta

VV.AA.

Guermantes
Rústica
22×14 cm

Los diecinueve autores de esta antología forman parte de una búsqueda común. No son escritores especializados en género erótico, pero sí son autores que están buscando sensaciones nuevas dentro del cuerpo, fuera de él o en el cuerpo de los otros. Y cada uno de ellos lo hace a su manera, cada uno enciende su propio fuego que brilla con luminosidad propia.

Quizá, pensamos, esta antología responda a esa mezcla, caliente, primitiva, de fuegos. Unos fuegos (de diferentes intensidades y colores) que se mezclan en un libro, para intentar desvelar todas esas preguntas que envuelven el imaginario erótico de nuestros días, de nuestras noches. O también, pensamos, que La carne despierta podría estar más próxima a una antología de sueños, deseos y fantasías eróticas que se manifiestan por medio del amor y la sexualidad.

Aunque, sin duda, de lo que estamos seguros es de que es una antología construida sobre los cimientos de un terreno mojado, donde ya ha llovido toda la lluvia radioactiva de bestsellers que cuentan, siempre y de la misma forma, las aventuras y desventuras, de hombres y mujeres que se conocen, se casan, sufren continuas infidelidades y tediosas relaciones matrimoniales.

El síndrome del pez

Emilia Lanzas

El síndrome del pez
Guermantes
Rústica
Abril, 2012
120 páginas
22×14 cm

Los relatos que componen El síndrome del pez pretenden romper la disociación entre lo real y lo imaginario, lo racional y lo instintivo. Es una literatura que desea la transformación, la rebeldía ante lo impuesto. Un enfoque subversivo y vital.

Su lenguaje reutiliza las palabras para devolverles su valor emocional, fuera del discurso lógico. Un lenguaje lleno de imágenes involuntarias. En estos relatos es mayor lo insinuado que lo dicho, lo percibido que lo expuesto. Fuera del imperio de lo racional prevalece el sentimiento . Es un libro que apuesta por el sentido poético de la vida.

O como dice Eduardo García en el prólogo: «Si para echar abajo el ladrillo, las máscaras, todo lo que nos separa de nosotros mismos, enturbiando los guiños, las señales, cuanto podría salvarnos otra vez, habría que aprestarse a pronunciar algún conjuro. Si recorrimos sin pausa los vastos anaqueles, siempre en busca de esas pocas palabras, tan humildes, livianas, esenciales. Esas pocas palabras que muy de vez en cuando se disponen, como por arte de magia, en una combinación inesperada, entrelazándose así, feroces, puras, despertándonos un pellizco en el estómago, un tenue escalofrío».

Segunda parábola de los talentos

VV.AA.

Segunda parábola de los talentos
Guermantes
Rústica
Mayo, 2011
188 páginas
22×14 cm

Ahora, cuatro años después de la publicación de Parábola de los talentos. Antología de relatos para iniciar un siglo, queremos repetir la iniciativa con esta Segunda parábola de los talentos. También como entonces hemos rastreado, con la ayuda de profesores de escritura, críticos y escritores, las voces que tenían que estar representadas en este libro. Como en la primera experiencia hemos buscado los que presentaron una propuesta literaria comprometida con el buen hacer, rigurosa y arriesgada.

En estas páginas se recogen, pues, los relatos de quince escritores que pretenden abrir una nueva grieta en los muros espesos del campo literario. La elección de los textos que conforman esta antología quiso ser desde un principio rigurosa y objetiva con todos los autores que han pretendido formar parte de ella. Sabemos con certeza que podría haber sido una obra mucho más amplia. Por ello queremos mostrar nuestro respeto y gratitud a todos los autores que han colaborado con su pasión literaria en el proyecto, aparezcan o no en este libro.

Estamos convencidos de que hemos cumplido de manera honesta con nuestro trabajo. A partir de este momento, la palabra queda en manos de los lectores y del tiempo.

Andar por el aire

Julio Jurado

Guermantes
Rústica
Diciembre, 2010
176 páginas
22×14 cm

Andar por el aire es un libro que recoge veinte cuentos de perfecta arquitectura, lenguaje sencillo y altas dosis de humor. El autor muestra en ellos un espacio simbólico que despierta la emoción del lector porque los relatos están elaborados con la misma sustancia con la que se construye la vida de todos nosotros cada día.

Ahora bien, lo cercano, lo afable o lo humorístico no significa que este conjunto de relatos sea dulce. Todo lo contrario. En ocasiones el lector choca de frente con un espacio narrativo de temática incómoda al representarnos con crudeza la vida plana que nos ha tocado vivir en un mundo despreocupado, infantil e injusto. En otras son relatos en los que lo absurdo y lo surreal se sumergen en el deseo de los personajes; esto da al texto un escenario humorístico que hace más llevadera la profundidad dramática de los cuentos.

Con este conjunto de relatos de corte vanguardista, su autor, Julio Jurado, se coloca en las primeras posiciones de la parrilla de los narradores españoles. Su prosa es una prosa valiente que conjuga una propuesta arriesgada, una técnica sólida y un desparpajo emocional fuera de lo común.

Despeinadas

Gema Fernández Esteban

Guermantes
Rústica
Abril, 2009
124 páginas
22×14 cm

Los personajes de este libro de cuentos habitan esa rendija de luz entre tinieblas de la que hablaba Nabokov.

Hombres que se encierran en el baño a pintar mujeres despeinadas, que se muestran adictos al abandono o llenos de recuerdos que no son suyos.

Niñas que se descubren feas con avaricia y niñas intactas que sueñan con lobos.

Mujeres a quienes quieren con mala letra, que se despiertan con dinosaurios o que envuelven cinco litros de leche en una manta eléctrica (a 37 °C; 98,6 °F) para alojarlos en la curvatura de su espalda.

Parejas que alquilan el fin de la tierra después de toda una vida de desencuentros. Parejas que viven amores capaces de mover barcos e islas, o que en la inercia de lo cotidiano apenas aciertan a mantener en pie el frágil tenderete de su amor.

Despeinadas revela la escritura original y distintiva de Gema Fernández Esteban, a través de unos cuentos que indagan en el extrañamiento vital y en la otredad que a veces llegamos a asumir. Unos cuentos que nos hablan de nuestros principios y finales, de la facilidad con la que podemos perdernos en cada trayecto y de lo difícil que a menudo nos resulta mantener el peinado en su sitio.

Nosotros, todos nosotros

Víctor García Antón

Guermantes
Rústica
Mayo, 2008
112 páginas
22×14 cm

Con una lucidez y un humor únicos, Víctor García Antón logró en Amor del bueno —Premio Caja España de Libro de Cuentos 2004—, armar una voz inconfundible, que en este nuevo libro se modula hasta socavar lo más íntimo de nosotros. Su escritura es capaz de encender a los más febriles amantes del cuento y a la vez provocar en cualquier lector la sensación de que esas palabras le pertenecen, le ponen a sí mismo en jaque.

En estos diez nuevos relatos su autor —inconformista y descreído— nos desvela toda una genealogía del deseo, ese en el que somos únicos, en verdad nosotros. La voz firme, sensible y rigurosa, la perfección formal y el equilibrio técnico de estos textos, nos sitúan ante uno de los libros de relatos más deslumbrantes de los últimos años.

En palabras de Medardo Fraile —de su prólogo—, «la Literatura es y debe ser Vida y la de Víctor García Antón lo es por los cuatro costados o por todos los costados que le gustaba a Unamuno que tuviéramos». Un libro, pues, que nos desnuda y nos habla sin fraude de nosotros, de todos nosotros.

Reseñas y artículos relacionados

Sobre tierra plana

VV.AA.

Guermantes
Rústica
Enero, 2008
152 páginas
22×14 cm

Los textos que componen este libro no son relatos de viajes, sino relatos sobre el viaje y su imposibilidad. La literatura es siempre una senda condenada a atravesar el corazón de las tinieblas. Lo que diferencia al viajero del turista es su capacidad de prescindir de toda certeza y aceptar que el camino puede hacer de él un ser nuevo. La literatura de riesgo posee esa misma naturaleza, y el viajero literario -todos lo son, dice Chatwin- no abarca el paisaje con la mirada, pero con ese único equipaje útil el escritor tratará de reelaborar su propia cartografía del mundo.

“Viajar no es llegar, sino ir; del mismo modo que escribir no es resolver, sino intentarlo”, anota Javier Reverte en el pasaporte de esta antología, mientras le extiende un billete de ida a sus once autores, para quienes la literatura acaso sea la única manera de concebir el viaje que les espera. Aquí brotan y confluyen -como los ríos de ese condado ficticio de Faulkner- los imaginarios de once miradas. Sobre tierra plana discurre desde ahora su camino, la dichosa incertidumbre de la escritura.

Comamos algo

Elena Belmonte

Guermantes
Rústica
Diciembre, 2006
172 páginas
22×14 cm

Un hombre llega a la tienda para vender un originalísimo soldadito, una mujer queda con un desconocido a las afueras, una pareja se sobresalta en el momento de su ruptura sin saber si la separación es el inicio de una nueva vida…

En los relatos que componen este libro, Elena Belmonte construye un universo literario de sentimientos, una propuesta actual, bella y amarga. Estos relatos se edifican sobre una prosa de originalidad narrativa soberbia. La literatura de Elena Belmonte es una literatura que narra las siempre difíciles relaciones humanas, representadas en unos personajes que están permanentemente buscando el sentido a la existencia contemporánea.

El mundo de estos relatos está emparentado con el resto de su obra literaria de cuyo estilo el crítico Juan Ángel Juristo subrayó “el modo tan intenso, poético y a la vez opaco, en que la autora ha resuelto ciertas relaciones humanas”.

Parábola de los talentos

VV.AA.

GuermantesRústica

Marzo, 2007

224 páginas

22×14 cm

Una de las tareas principales de un editor literario es descubrir nuevos talentos y darlos a conocer al público lector. En esta colección hay una docena de autores que, a pesar de la juventud de algunos de ellos y de no ser aún conocidos por los lectores, viven la narrativa como un compromiso casi religioso. De ahí el título de esta colección de relatos.

En ella, el lector atento descubrirá nuevas tendencias, miradas originales, narradores que exploran nuevos campos de vanguardia y que sin duda ninguna formarán parte en los próximos años de los nombres más representativos de la narrativa en lengua española.

Un grupo de expertos entre escritores de ficción, profesores de escritura y ensayistas llevan buscándolos por los rincones donde se esconden. Gracias a esos cazatalentos es posible esta antología de relatos para un siglo que tiene vocación de convulso. Este libro es la propuesta, el juicio —como siempre— queda en manos de los lectores y del tiempo.