Poesía

La llama bajo los escombros

Julio Monteverde

Nace en Cartagena en 1973. Ha publicado el libro de poemas La luz de los días (Ediciones de la Torre Magnética, 2002) y la plaqueta Planetario (Las armas milagrosas, 2007). Realizó para la editorial Pepitas de Calabaza las introducciones a El marqués de Sade de Apollinaire y a Diario de un perro de Oskar Panizza. Desde 2001 participa en las actividades del Grupo surrealista de Madrid y en su principal órgano de expresión, la revista Salamandra.

La llama bajo los escombros

Julio Monteverde sabe que la belleza no se deja provocar, que no responde a las intimidaciones de las técnicas retóricas. La belleza requiere, más bien, ser convocada. Esto le da a su poesía el aire incantatorio y leve de una espera, de un nombrar que no se cierra sobre la presencia de lo nombrado, sino que lo expone al movimiento de una remisión: que lo desvela como símbolo.

Símbolo es lo que está ahí, en el lugar de alguna cosa ausente. Poesía es la inscripción oblicua, por aproximaciones, de lo que no se presta a ser inscrito. En La llama bajo los escombros se entiende el acto poético como una operación por la que la palabra libera lo inemplazable en la experiencia (lo utópico de la experiencia), no buscando el apaciguamiento de la visión definitiva, sino haciendo aflorar un resto desatendido, indócil: la huella viva de todo aquello que en nosotros es todavía capaz de arder.

Territorio en penumbra

Luis Luna

Territorio en penumbra es ese lugar en el que el decir es la herida. Espacio de cohesión donde lo plástico y lo poético nombran el discurrir de lo esencial sin caer sólo en aquello que es tangible. Existencia esbozada, contenida, más allá de la linde que separa la palabra del lector. Así, la voz que emana del texto se hace en este silencio interrumpido.

NN

Julio Espinosa

 

En NN, el nuevo libro de poemas de Julio Espinosa, el poeta lleva a cabo una reflexión sobre los vínculos entre palabra y realidad. Ha sido galardonado con el IX Premio Hispanoamericano de Poesía Sor Juana Inés de la Cruz.

Caja Alta

La colección Caja Alta nace con la ambición de abrir un espacio diáfano para la mejor poesía. Una vocación inequívoca por la calidad y el riesgo, para explorar nuevas derivas en la creación poética.