Cenizas

Nicolás Muñoz

Guermantes
Rústica
Febrero, 2008
192 páginas
22×14 cm

Óscar, el protagonista de esta novela, siente que todo aquello por lo que ha luchado —su familia, su profesión, su trabajo— deja un día de tener el sentido que él le había asignado. Algo que ignora ha arrasado la tediosa armonía del bienestar. A partir de entonces procura recuperar el significado de su vida con un ojo puesto en lo que queda de un edificio calcinado y el otro en las actitudes incomprensibles de su hijo adolescente. La violencia mansa de lo cotidiano va poniendo acentos en las palabras que conforman la rutina de Óscar, como un contrapunto necesario para recordarle que todavía sigue vivo.

Con una escritura concisa, visible y actual, Nicolás Muñoz nos recuerda en esta novela que, frente a lo que se piensa, el fuego no lo devora todo. Un incendio deja restos, estructuras desnudas, metáforas y cenizas. Cenizas que, como la tinta de la memoria, sirven para recordarnos que en su lugar hubo una vez algo de nosotros.