El síndrome del pez

Emilia Lanzas

El síndrome del pez
Guermantes
Rústica
Abril, 2012
120 páginas
22×14 cm

Los relatos que componen El síndrome del pez pretenden romper la disociación entre lo real y lo imaginario, lo racional y lo instintivo. Es una literatura que desea la transformación, la rebeldía ante lo impuesto. Un enfoque subversivo y vital.

Su lenguaje reutiliza las palabras para devolverles su valor emocional, fuera del discurso lógico. Un lenguaje lleno de imágenes involuntarias. En estos relatos es mayor lo insinuado que lo dicho, lo percibido que lo expuesto. Fuera del imperio de lo racional prevalece el sentimiento . Es un libro que apuesta por el sentido poético de la vida.

O como dice Eduardo García en el prólogo: «Si para echar abajo el ladrillo, las máscaras, todo lo que nos separa de nosotros mismos, enturbiando los guiños, las señales, cuanto podría salvarnos otra vez, habría que aprestarse a pronunciar algún conjuro. Si recorrimos sin pausa los vastos anaqueles, siempre en busca de esas pocas palabras, tan humildes, livianas, esenciales. Esas pocas palabras que muy de vez en cuando se disponen, como por arte de magia, en una combinación inesperada, entrelazándose así, feroces, puras, despertándonos un pellizco en el estómago, un tenue escalofrío».